Tess Munster “Cómo aprendí a amar mi cuerpo”

By 14 abril, 2014 Curvy historia
Tess-Munster-Amar-cuerpo-Soy-Curvy-2

Sigo a Tess Munster desde hace bastante tiempo, me hace muchísima gracia su aspecto de muñeca de porcelana plus size, pero, sobretodo, me alucina lo segura que está de si misma y lo sexy que se siente en su piel. Creo que es un gran ejemplo para todas las mujeres curvy: sentirse sexy o sexual no es una cuestión de peso sino cerebral, es algo que puedes decidir, la única responsable de eso eres tú. Te costará más o menos encontrar unas bragas bonitas de vuestra talla (queridas, existe encaje para todas, os lo aseguro) pero el sentirse sexy con ellas es cosa vuestra.

Tess Munster Amar cuerpo Soy Curvy Tess Munster Cómo aprendí a amar mi cuerpo

A veces leo reflexiones sobre cómo sentirse segura con tu cuerpo y siempre pienso lo mismo:

1. Acepta que eres así y cambia aquello que no te gusta. Pero no te dediques a sentir que eres una desgraciada por tener barriga: ponte las pilas y encuentra un método para reducirla. Os puedo asegurar que en el momento que tomas el control deja de importarte tanto como antes. Lo vuelvo a repetir (lo haré las veces que haga falta) estamos gordas pero fofas lo estamos porque queremos.

2. Aprende a sacarte partido. Y esto no es algo que sólo sirva para las gorditas, todas las mujeres deben aprender a sacarse partido: no para gustar más o menos a alguien (que también está bien porque es, en el fondo, conseguir algo que queremos) sino para gustaros a vosotras mismas. Probar distintos cortes de pelo, colores, maquillajes, ropa… hasta encontrar aquel con el que reflejéis vuestro verdadero yo.

3. Acepta de una vez por todas que nadie es perfecto y que hasta Heidi Klum tiene un montón de inseguridades. Que no pasa nada por tenerlas pero que es tu responsabilidad ser capaz de disfrutar de la vida a pensar de su existencia.

Y todo esto para decir que hace unos meses encontré este artículo de Tess Munster que creo que todos deberíamos leer porque habla de una forma muy sincera de cómo aprendió a amar su cuerpo y de cómo está convencida que cada pequeña estría es una marca que habla de tu historia personal. Así que queridos míos: amaos mucho que os lo merecéis.

You Might Also Like

Comer en público

By 7 abril, 2014 Vamos a discutirlo
Comer en publico gorda

Llevo varios días devorando My Mad Fat Diary  (si no la habéis visto os recomiendo encarecidamente hacerlo, me la recomendó Lidia y me ha encantado, si os interesa, otro día ya hablaremos de la seria más detenidamente). La cuestión es que uno de los capítulos me ha recordado a algo que me ocurría durante mi adolescencia y que me parece que le ha ocurrido/ocurre a muchas de las personas que tienen sobrepeso: me daba vergüenza comer en público.

Lo sé, si a vosotros no os ha ocurrido estaréis alucinando leyendo esto pero se trata de un post de “no eres el único al que le ocurre, así que deja de tener problemas con ello”. Lo confieso, durante la adolescencia me daba mucho apuro comer en público, delante de la gente, porque si comía súper sano todo el mundo pensaría que estaba a dieta (y claro, está gorda, tiene que cuidarse) y si comía poco sano todo el mundo daría por hecho que estaba gorda porque comía fatal. Podéis imaginar la presión personal que esto genera cuando eres una persona grande y joven que intenta encajar.

El asunto es que después, con los años, aprendí que los demás siempre encuentran motivos para juzgarte y que se les da mucho mejor juzgar a los demás que a si mismos. Así que deje de preocuparme por lo que pensarán de mí porque en el 80% de los casos simplemente se trataba de su mierda reflejada en los demás.

Con todo esto quiero explicaos que si os pasa, de verdad, os planteéis que no tiene sentido alguno. Estar pendiente de las opiniones de los demás sólo es una pérdida de energía. Por supuesto que estáis gordas/os, siento ser yo la que os lo diga, pero esto os va a acompañar toda vuestra vida (incluso aunque adelgacéis siempre seguirá con vosotros), tal vez la mejor opción sea simplemente aceptarlo y dejar de permitir a los demás reflejar sus inseguridades en vosotros ¿no créeis?

Aaaaaaa y otra cosa: todo lo que no te permita hacer aquello que deseas por miedo no es bien, cualquier cosa. Así que comer, follar o bailar delante de los demás si es algo que os va a hacer sonreír (lo segundo mejor que no sea muy público por eso de las denuncias por escándalo público y tal).

You Might Also Like