Menu & Search

Escuchaba la palabra gorda por todos lados

Escuchaba la palabra gorda por todos ladosEscuchaba la palabra gorda por todos lados-soycurvy

Tengo una memoria muy selectiva, o terriblemente mala, el asunto es que olvido de forma constante miles de cosas. De mi infancia y adolescencia no recuerdo prácticamente a nadie y me tienen que empezar las historias para que yo pueda empezar a unir puntos y recordarlas, mínimamente… vamos que soy un desastre con esto de los recuerdos.

El asunto es que el otro día recordé que durante gran parte de mi adolescencia escuchaba la palabra gorda en todos lados, sentía que todo el mundo la pronunciaba a mis espaldas, aunque no creyera que hablaban de mí, estaba obsesionada con ella. Con el paso de los años esa palabra ha deja de doler pero ¿imagináis lo que es escuchar una palabra que te hace tanto daño durante todo el día? Supongo que se trataba de algún tipo de neurosis, nunca se lo conté a nadie, no me parecía importante.

Al darme cuenta de esto recordé como acabó: una tarde salí con unas amigas y un chaval llamó gorda a una de ellas y pensé “pues vaya, se le habrá quedado frito el cerebro de tanto pensar” y, así, como si nada, como pasa siempre que ocurren la mayoría de las cosas importantes, me di cuenta de que era una palabra sin más, que lo era y que lo que pensarán los demás me iba a empezar a dar bastante igual.

No sé si vais a pensar que estoy como una cabra, pero he pensado que tal vez le ocurre a alguien más y esto le podía ayudar. Ahora que han pasado los años supongo que alguna de esas veces que escuche la palabra iba por mí, otras por otra persona y otras veces simplemente eran sonidos que se parecían. Me lamento de haber perdido tantos años sufriendo por algo que no tiene sentido alguno, pero, supongo que sin haber pasado por aquello hoy no sería quien soy.

Pues eso, chiquis, que, en realidad, a nadie le importa mucho si estáis gordas o no, creerme.  (vamos que me daba unas ínfulas del carajo, como todo adolescente, supongo).

1 Comment

  1. rosyaaaf
    3 años ago

    Me pasé toda mi infancia en el cole siendo “Rosa la gorda” para diferenciarme de “Rosa la delgada”… Nunca me lo tomé como algo malo. Una de mis amigas falleció por anorexia y desde entonces dejó de preocuparme el que dirán y vivo mi vida, decidí no verla pasar preocupándome por otros. Ahora me preocupo por mi y VIVO.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies