Menu & Search

Las comparaciones son el mal

Muchas nos preguntáis, cómo hemos llegado a aceptarnos tal y como somos. Y no es algo fácil de responder ya que es un proceso largo que empieza por pequeños detalles que son diferentes para cada unx de nosotrxs.  Lo que sí os puedo decir es que las comparaciones son el mal.  Porque compararnos con otra persona en el aspecto físico siempre nos dejará en desventaja. A esa persona la estamos idealizando, la vemos perfecta desde fuera y compararse con algo que nos parece perfecto solo nos va a hacer daño. A lo mejor estaréis pensando si es algo que hacéis a menudo en vuestra rutina. Si le dais dos vueltas  al asunto veréis que sí, que lo hacemos constantemente. Que nos machacamos muchísimo en ese aspecto y que la sociedad nos anima a ello.

Siempre te va a parecer que respecto a ella podrías tener los pechos más firmes, menos arrugas, la tripa más plana y el culo con menos celulitis. Lo que nunca nos planteamos es que a ella le encanta tu culo por que el suyo es más plano y tiene complejo porque cree tener el pecho pequeño. Cuantas veces tendemos a fijarnos más en lo que no nos gusta de nuestro cuerpo?

Haceros un favor y ser amables con vosotrxs mismxs, comenzar a pensar en dos o tres cosas que os gusten y partir de ahí para mejorar vuestra autoestima.

 

Yo odiaba esa peca roja que no es más que la terminación de una vena que se queda permanente en la piel y ahora me parece que adorna de forma muy bonita mi escote.


0 Comments

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies