She is red

El curvy blog de hoy, confieso, que me encanta porque la preciosa Alex viste de una forma muy cercana a mi forma de vestir y además ¡es pelirroja! (lo mío es obsesión, lo reconozco). Me gusta porque sale sonriendo en cada foto, en el blog aparecen recetas riquísimas y es guapísima (que queréis que os diga, a mí me lo parece). ¡She is red es lo más!

Creo que la moraleja del blog de hoy es que ser uno mismo y vestir como te apetece (aunque pueda parecer más aburrido que como visten otros) es la clave para sentirse agusto ¿no creéis? ;)

Los estampados de gordas

¿Qué es eso? ¿existen? Sí, queridos, existen. En realidad no sé por qué al diseñador de tallas grandes no se le ocurre hacer la ropa con estampados normales, pero los estampados de gordas existen. Yo divido entre:

– Maxi flores de colores llamativos (tanto que no me los pondría ni yo… ¡y eso que el árbol de navidad me llama un montón!). Creo que piensan “como la chaqueta es grande, el estampado también”.
– Print animal (siempre animal print)… ¿alguien me puede explicar porque la cebra y el leopardo son tan populares en algunas marcas de ropa de tallas grandes? Mirad que yo soy fan del leopardo (dudo que exista alguien que pueda serlo más) pero, a veces, se pasan.
– Estampados negro sobre negro ¿por qué hacéis estas cosas?… de verdad, que si es negro mejor liso (esto tal vez es una manía mía).
– Psicodelía múltiple.. esto si que no lo entiendo, de verdad. La más fan del mundo de los colores y las psicodelia de todo tipo pero no, de verdad… ¿no es posible hacer vestidos con estampados normales?

Y, queridos, estas son las reflexiones a las que llega una chica gordita cuando va a comprarse ropa y encuentra que la sección de tallas grandes está llena de cosas que no se pondría ni loca. Señores diseñadores, desde aquí les reclamo que dejéis de hacer estampados ad hoc y aprovechen las cosas bonitas que hay en la “sección normal” … En serio, nosotras solo queremos vestir bonito.

* La foto la he sacado de mi pinterest y demuestra que adoro las mezclas y los estampados, para que nadie se equivoque.

Laura Wells

Os acordáis del vestido que buscaba para la boda de mi amiga ¿verdad? (ahí abajo) pues Laura Wells es el pibón que luce ese vestido verde tan poco escotado (poco más y se la sale todo, como comentábamos en twitter). Imagino lo que vais a decir “pero si no es curvy”… sí lo es, lo es para ser modelo. Tiene entre una 42 y una 44, esta prietita, para que la ropa la quede bien y es preciosa.

He reflexionado sobre esto de que las modelos de tallas grandes no son curvys y no estoy de acuerdo. La moda vende ideales y al igual que lees el vogue y no te puedes comprar esos MiuMiu de los que te enamoras (bueno, por lo menos no todos los pares) pues tampoco tu vida es exactamente igual que la de los editoriales. Por lo tanto, son curvys porque tienen carnecita. Otra historia es que nos gustaría que las modelos standar también fueran así (yo siempre he defendido que es normal que sean delgadas porque no hay pinzas que crear en la ropa para adaptársela y además una talla 34 tiene muy poco tela, sale barato… pero bueno, en realidad, creo que todo tiene que ver con vuestros gustos estéticos, supongo).

Pues eso que Laura es preciosa, preciosa y que esta cañón.