Ha llegado el momento de vaciar el armario

Esto es una mezcla entre curvy consejo y reflexión personal. Os voy a confesar algo: no soy precisamente una obsesa del orden pero me agobia el desorden, así que mi personalidad loca y creativa acumula desorden hasta que mi “yo ordenadito” se dedica a recoger de forma compulsiva, supongo que cada uno se organiza como puede o sabe. La cuestión es que mi lado ordenado apareció el otro día y tocaba ¡ordenar el armario!… y mientras doblaba ropa y decidía qué hacer con ella, escuché en mi cabeza:

¡Vacía de una vez el armario y tira todo lo que no te sirve! Sino te sirve hoy ¿qué te hace pensar que dentro de unos meses te valdrá? … esto es lo que muy conscientemente me dije hace unos días y he tirado/regalado todas las prendas que acumulada “por si acaso”… si mi culo no ha decrecido en los últimos 5 años no entiendo cual es la razón por la que llevaba esos mismos 5 años pensando que decrecería milagrosamente (o con dietas y demás ¡yo que sé!). La cuestión es que ahora estoy liberada, cuando abro el armario ya no encuentro un montón de ropa que no me puedo poner y que, además, me recordaba lo gorda que estoy. Simplemente he aceptado la realidad, eso no significa que no vaya a adelgazar nunca (es más, creo que ha llegado el momento de pensar algo más en mi salud) pero cuando lo haga compraré nueva ropa bonita. Mientras tanto tengo el armario lleno de prendas que me gustan y con las que me siento cómoda ¿puede haber algo mejor?

Así que chicas (y chicos, aunque dudo que me lea alguno) abrir el armario, reconoceros tal y como sois y tirar todo aquello que no os hayáis puesto en los últimos 6 meses (si no fue caro) y un año (si lo fue) y liberaros de una vez. Que la vida está para disfrutarla y no para estar agobiado por pequeñas presiones diarias que nos auto-imponemos.

*Las fotos de los armarios las he sacado de Pinterest, el mío es mucho más humilde ;)

She is red

El curvy blog de hoy, confieso, que me encanta porque la preciosa Alex viste de una forma muy cercana a mi forma de vestir y además ¡es pelirroja! (lo mío es obsesión, lo reconozco). Me gusta porque sale sonriendo en cada foto, en el blog aparecen recetas riquísimas y es guapísima (que queréis que os diga, a mí me lo parece). ¡She is red es lo más!

Creo que la moraleja del blog de hoy es que ser uno mismo y vestir como te apetece (aunque pueda parecer más aburrido que como visten otros) es la clave para sentirse agusto ¿no creéis? ;)

Los estampados de gordas

¿Qué es eso? ¿existen? Sí, queridos, existen. En realidad no sé por qué al diseñador de tallas grandes no se le ocurre hacer la ropa con estampados normales, pero los estampados de gordas existen. Yo divido entre:

– Maxi flores de colores llamativos (tanto que no me los pondría ni yo… ¡y eso que el árbol de navidad me llama un montón!). Creo que piensan “como la chaqueta es grande, el estampado también”.
– Print animal (siempre animal print)… ¿alguien me puede explicar porque la cebra y el leopardo son tan populares en algunas marcas de ropa de tallas grandes? Mirad que yo soy fan del leopardo (dudo que exista alguien que pueda serlo más) pero, a veces, se pasan.
– Estampados negro sobre negro ¿por qué hacéis estas cosas?… de verdad, que si es negro mejor liso (esto tal vez es una manía mía).
– Psicodelía múltiple.. esto si que no lo entiendo, de verdad. La más fan del mundo de los colores y las psicodelia de todo tipo pero no, de verdad… ¿no es posible hacer vestidos con estampados normales?

Y, queridos, estas son las reflexiones a las que llega una chica gordita cuando va a comprarse ropa y encuentra que la sección de tallas grandes está llena de cosas que no se pondría ni loca. Señores diseñadores, desde aquí les reclamo que dejéis de hacer estampados ad hoc y aprovechen las cosas bonitas que hay en la “sección normal” … En serio, nosotras solo queremos vestir bonito.

* La foto la he sacado de mi pinterest y demuestra que adoro las mezclas y los estampados, para que nadie se equivoque.