Por favor, no digas que estas gorda

no-digas-que-estas-gorda-soy-curvy

Creo que la palabra gorda es la más repetida en este blog durante las últimas semanas. En realidad el uso de la palabra y este post fue el germen del blog… sinceramente, creo que la uso porque considero que debemos empezar a desmitificarla (y, sobretodo, que deje de ser algo doloroso el que otros la utilicen para referirse a nosotras). Pero la cuestión, hoy, es otra, hoy quiero reevindicar a todas las delgadas que leen este post que ¡dejen de decir que están gordas!

Tal vez no lo entendéis pero cada vez que tú niña delgadita (con una talla 40, vamos a poner) dices que “estas gorda” yo me siento como una ballena. Decir que os sobran unos kilos (que no es verdad en la mayoría de los casos, pero aceptamos barco), que os gustaría perder peso para sentiros más ligeras… pero ¡por dios! no digas que estas gorda porque no es verdad. Es decir, hoy reevindico el derecho a decir que estamos gordas a las que lo estamos y me da igual que no lo entendáis las delgadas pero creo que el resto de lectoras lo van a comprender.

Es más, a las que no estáis delgadas (vamos a entender estar delgada por englobarte dentro del estándar médico de delgadez ¿ok?… digamos hasta la talla 42 ¿os parece bien?) os propongo una cosa: empezar a decirles que dejen de decir eso, si ese tipo de comentarios os generan presión. Sinceramente, no creo que nadie vaya a obsesionarse con estar más delgada porque la loca de su compañera de trabajo (que usa una talla 38) se dedique a no comer porque quiere que se la marquen las costillas -¿os suena?-, pero con el paso del tiempo me he dado cuenta que cualquier cosa que me genere menor presión respecto a mi imagen corporal me ayuda a ser más feliz. Así que cuando dicen “¡ufff! Es que estoy muy gorda” yo respondo “mira, bonita, te podrás ver mejor con un par de kilos menos, pero gorda estoy yo, no digas tonterías y tómate el resto de la comida que te tienes que alimentar”.

Con todo esto no quiero decir que este mal hacer dieta o buscar fórmulas de encontrarse mejor, y más sana, para nada, con esto lo que reevindico es que deje de ser una lacra el “estar gorda” para las mujeres. Que debemos dejar de medirnos con la vara de los kilos y cambiarla por estándares más sanos mentalmente para nosotras: salud, felicidad…

51 Comments

  1. Madame Tafetán 18 julio, 2013

    Y poco más que añadir, porque tienes toda la razón. De hecho, cada vez que alguna amiga delgada me lo dice, la miro y le digo con sarcasmo «estás enorme, me vas a desbancar», y ya reculan. Me cansan.

    Responder
  2. cristina gil 18 julio, 2013

    Me parece Que es uno de los posts mas sensatos que he leido en mucho tiempo. Te entiendo desde lo mas profundo del termino gorda (que tanta rabia me da). He sido gorda, muy gorda. Y a dia de hoy, siendo delgada, porque me quiero quitar kilos pero eso ya es tonteria mia, a la media tinta esqueletica q me pronuncia la palabrita en cuestion poco menos q le declaro la guerra. Hay q tener cuidado con estas cosas Hay chicas muy jovencitas a las que se les está proyectando una imagen tan irreal del estandar actual de belleza que lo que ven normal son las tallas minimas y a una talla normal lo achacan el termino ‘para gordas’ (vamos q una talla 40 o 42 normal yo la veia como el olimpo en mis epocas mozas).
    Ole tú, ole el post y dejemonos de tantisima tonteria. Cuidemos la salud ante todo y llamemos a las cosas como son, sin obsesiones.

    Responder
  3. administrador 18 julio, 2013

    Gracias Madame Tafetán (me encanta el nombre, por cierto)

    Responder
  4. administrador 18 julio, 2013

    Cristina muchas gracias,

    Responder
  5. administrador 18 julio, 2013

    Cristina muchas gracias, eso es lo que intento exactamente, ayuda a entender que el standar debe ser otro distinto al de la delgadez :D

    Un besazo enorme a ambas

    Responder
  6. Sara 18 julio, 2013

    La realidad es que vas a una tienda y todas las tallas 42, 44, 46… casi siempre están agotadas. En resumidas cuentas, lo que abunda es lo que hay, y entiendo como lo que hay a lo que es normal; mujeres con curvas, mujeres con sus atributos bien definidos, con sus excesos de grasa y celulitis COMPLETAMENTE NORMALES, porque somos MUJERES… (sin soltar el rollo, creamos vida, debemos tener ciertas reservas) en definitiva, mujeres reales. El término gorda se usa a la ligera, ¿Para que ofenderse? ¿Yo? ¿Gorda? Pues sí, pero FELIZ.

    Responder
  7. administrador 18 julio, 2013

    Sara creo que es importante que lo digamos así, para que todo el mundo deje de sentir presión por ello

    Un besazo, Raquel

    Responder
  8. Patch 18 julio, 2013

    Totalmente de acuerdo, a mí además me genera inseguridad porque si una chica de la talla 40 me dice que se ve gordísima pienso, ¿esta pava me verá como una ballena?

    Un beso!

    Responder
  9. Leire 18 julio, 2013

    Me ha encantado tu post. Es absolutamente cierto.
    Toda mi vida he estado en el límite entre rellenita y gorda y he tenido que escuchar como mis amigas delgadísimas decían que estaban gordísimas.

    Hoy en día mi talla varía entre la 40 y la 42 y estoy a gusto conmigo misma. Muchas veces digo: debería comer un poco menos de esto, un poco menos de aquello, adelgazaría tres o cuatro kilos y estaría guapísima.

    Pero es que no me apetece. Soy feliz con mi talla 40-42 y puedo asegurar que todos esos pensamientos que se me cruzan cuando quiero adelgazar se deben a la presión social. Como de todo, me doy algún capricho y voy al gimnasio de vez en cuando.

    Mi cuerpo no está hecho para ser una chica delgada, eso es así y aunque me haya costado años entenderlo no pienso luchar más contra él.

    Responder
  10. Vale, aquí una gilip*** con una T40 que más de una vez ha dicho eso de que se ve gorda….full respect tienes toda la razón del mundo

    Responder
  11. administrador 18 julio, 2013

    Exacto Patch, pero ellas no lo hacen con maldad, hay que explicárselo.

    Leire me alegra mucho leer eso :D

    Marta lo decís porque lo sentís, yo solo reflexiono sobre la implicación que eso tiene.

    Un besazo a las 3 y gracias por comentar :D

    Responder
  12. Aida 18 julio, 2013

    A mi si me genera presión y me hace sentir mal que una chica estupenda, de talla 38 me diga: “joooo, cómo he engordado, tengo que ponerme a plan enseguida” Tú la miras, y dices: “anda ya, si estás estupenda! yo sí que estoy gorda, pero de verdad”. Y te miran con su cara de circunstancias, “que no mujer…”. Es decir, cuándo me vean, pensarán que soy una ballena no?
    Es que a veces la gente no se da cuenta del daño que hacen con las palabras, la verdad

    Responder
  13. administrador 18 julio, 2013

    Aida lo que si que yo creo que es importante es que ahora que te has dado cuenta que te genera problema lo manejes de forma interna, es decir, te deje de doler lo que los demás piensen de ti

    Mil gracias por comentar

    Un besazo

    Responder
  14. Vanesa 18 julio, 2013

    Excelente post!!!! hace mucho tiempo que no leia algo con lo que “verdaderamente” me sienta identificada!!!
    Soy una de esas personas “gordas y/o rellenitas” como quieras llamarle e intento cuidarme día a día, tengo meses que se me hace cuesta arriba, pero a pesar de eso “SOY FELIZ CON MIS KILOS” y no me gusta nada la gente hiperdelgada que dice que le sobran kilos, me siento fatal cuando las escucho.

    Por eso,desde donde puedo intento colaborar porque ahí fuera hay mucha gente como uno con kilos de más, te preguntarás como colaboro? La ropa que diseño primero y principal tengo que ser yo quien pueda llevarla con mis kilos y tan contenta, y te aseguro que las chicas que me conocen les gusta este punto.

    GRacias por este post!!!!!

    Responder
  15. administrador 18 julio, 2013

    Vanesa molas mil :D

    Un besazo, Raquel

    Responder
  16. Eve 19 julio, 2013

    Gran verdad! está claro que cada persona vive su realidad desde su propia perspectiva pero demuestra tener poca empatía el hacer esos comentarios en presencia de personas que realmente tienen problemas de sobrepeso.
    Pero la gente es así, en general les suele importar bien poco lo que les pasa a los demás y todo lo centran en ellos…
    Muassss

    Eve

    Responder
  17. Lidia 19 julio, 2013

    Todas tenemos amigas de esas no? Suelo decirles que les inyectaría mi grasa en la cara!

    Responder
  18. Ike 19 julio, 2013

    Totalmente de acuerdo. Tengo amigas delgadas que se ponen a hablar de sus gorduras cuando estoy presente (yo, que si soy gorda)… y me siento muy fatal. Agacho la cabeza y no participo de la conversación, porque realmente me hunde que ellas se consideren gordas cuando no lo son… ¿entonces qué pensarán de mi realmente? ¿Que no debería salir de casa por ballena? Lo paso realmente mal… lo mismo cuando salimos a cenar o tomar algo y empiezan “ay, yo esto no lo pido, porque estoy super gorda y tengo que adelgazar…”. Me dan hasta ganas de llorar de lo mal que me siento. Cómo si estar gordo fuera delito.

    Responder
  19. administrador 20 julio, 2013

    Eve, Lidia e Ike gracias por comentar, creo que cada aportación ayuda :D

    Os animo a decirlo y comentar al respecto si esa situación os hace daño ;)

    Un besazo a las tres

    Responder
  20. yolanda 21 julio, 2013

    Es verdad, mi amigas delgadas no paran de decir mira q gorda estoy o q tripa tengo al sentarme, ya no se como decirles que no digan idioteces, q si ellas se ven gordas incluso con una 36 no es gordura, es locura, y a mi me dicen estas estupenda (con una 54)estamos locos o q?. La verdad cuando sucede un comentario como este ya paso, pero en el fondo me hacen sentir fatal, me hacen pensar joer si ellas con una 36, 38, o 40 estan gordas yo no debería ni de existir, y minan mi felicidad.bs

    Responder
  21. administrador 22 julio, 2013

    Yolanda a tus amigas dilas que te sienta mal y de los demás pasa, pero ellas deben saber que te molesta para no hacerte más daño. Te sentirás mejor con una carga mental menos.

    Un besazo

    Responder
  22. Michelle 30 julio, 2013

    Yo si digo que estoy gorda, porque peso 72 kg y mido 1,60 m. La gente me vive diciendo que estoy gorda,que parezco embarazada y tengo que adelgazar. No puedo dejar de comer y cada vez engordo mas.

    Responder
  23. ... 2 noviembre, 2013

    Eres.mi.idolo.me.encanta.tu.post.gracias.por.todo.estas.salvando.millones.de.vidas.

    Responder
  24. administrador 4 noviembre, 2013

    … Ojalá pudiera salvar vidas, pero me conformo con ayudar mínimamente ;)

    Michelle deberías plantearte por qué te importa tanto lo que dice la gente y si quieres adelgazar por ti o por ellos, es un consejo.

    Un beso a las dos ;)

    Responder
  25. Lara 4 noviembre, 2013

    Más razón que un santo!
    Y te lo digo yo que soy de las “delgaditas” (como lo veo yo, que según la sociedad a mi también me sobran 10 cm de cintura). Y he visto chicas, no de la talla 40 sino de la 36 decir que estaban gordas.
    La gente no suele tener mucho tacto, entiendo que no lo hagan con maldad, pero se ve tan a menudo…

    Yo cuando engordé algunos kilillos lo único que pensé es que ahora los corsets se me verían más bonitos :D

    Responder
  26. administrador 4 noviembre, 2013

    :)

    Responder
  27. Ana 9 diciembre, 2013

    Todas tenéis razón! Pero no hay que olvidar que aquellas que están delgadas podemos haber pasado por procesos complicados. Yo he bajado 20 kilos de 80 a 60 en este año (inicie en marzo) y ha sido una batalla con la comida pero más que nada con la mente. Sigo creyendo que no quepo en la ropa o en los pasillos estrechos y sí sigo creyendo que estoy gorda

    Responder
    • Doublecloth 9 diciembre, 2013

      Ana, es que lo primero que, desde mi punto de vista, hay que solucionar es el tema mental. Entender que estar gorda no es algo terrible que determina cómo es tu vida, es, simplemente, una característica más. Como ser rubia o morena. Deberías plantear buscar ayuda si a pesar de haber adelgazado sientes que sigues estando gorda, porque te crea dolor. Seguro que estas preciosa, no deberías obesionarte con estas cosas.

      Un beso, Raquel

      Responder
  28. YoQuieroYoPuedo 31 marzo, 2014

    Antes de nada…darte las gracias por este post tan genial! Yo me considero gorda porque lo estoy pero mi mejor amiga es ese claro ejemplo de lo q tu decías! Todo el mundo se muere por ella pero ella quiere mi dieta para adelgazar y a veces me entran ganas de matarla!
    He leído por arriba de otra chica q cuando vas a una tienda ves q las tallas 42 44 46… Son de las q menos hay…pues bien! Por desgracia he comprobado que no, estuve bastante tiempo trabajando en un tienda de ropa muy conocida y se supone q muy normal y en realidad lo q pasa esq mientras que de la S y M entran 5 de cada en un caja de la L solo entran 2… Luego se preguntan que porque hay tanta gente joven anoréxica…
    Una pena!
    Desde hoy estare pendiente de tu blog!!
    Un saludo a todas!!!!

    Responder
  29. El temible pirata Roberts 6 abril, 2014

    Pues, ¿sabéis qué? Que a mí me gustan las mujeres GORDAS, y estoy más que harto de que cada vez que busco en Google cosas como “estoy muy gorda” acabe siempre en lamentódromos como este, con docenas de comentarios todos diciendo lo mismo.

    ¿Es que nunca voy a encontrar un post en el que ponga “estoy muy gorda y triunfo como la cocacola”? ¿De verdad no hay una sola gorda en este país que no esté tooodo el puto día pendiente de lo que digan otras tías?

    ¡Ay, qué mal os trata el mundo! ¡Pobrecitas todas!

    Responder
  30. Alba Guitierrez Alonso 8 junio, 2014

    Creo que eso es debido a que las mujeres somos muy coquetas y por eso no veo nada de malo en decir de vez en cuando esas cosas, ahora bien, entiendo lo que dices.
    Pero siempre que leo este tipo de cosas me da la impresión de que tratan a la chica con buen cuerpo que usa la 38 de pantalón como una anorexica que necesita no comer para estar así (que dudo mucho que se marquen las costillas con esa talla pero bueno…) y en realidad lo más normal ( según la estatura promedio de las mujeres) es llevar esa talla. Sin olvidar que la gordura es perjudicial para la salud y no sólo es cuestión de estética.

    Responder
    • Alba Guitierrez Alonso 9 junio, 2014

      Con perdón, el decir que lo normal es estar rellenita y que la mujer real ha de tener grasa y celulitis no se yo… otra cosa es que la mayoría sea así por malos hábitos alimenticios, cedentarismo, etc. Pero a ver, desengañémonos, mujeres reales somos todas ( y sí las modelos también), sólo que con cuerpos diferentes que se definirá en función de los hábitos de vida de cada persona.
      Perdón, puede que muchas no me entiendan e incluso se sientan ofendidas pero es que me desquicia muchísimo que llamen “artificial” a las personas que se cuidan y que piensen que tener más peso del que debería es igual a tener curvas, es algo ilógico.

      Responder
      • administrador 9 junio, 2014

        Alba nadie se ofende por tu comentario, es más, nos encanta que los hagáis. Yo no sé si has leído algo más el blog pero tu misma teoría, o una versión, la defendemos a menudo:

        1. Lo importante es estar sana
        2. No somos más reales que las chicas más delgadas

        Nadie cree que una persona que se “cuida” sea artificial, sólo abogamos porque hay muchos más tipos de belleza y porque “cuidarse” no es sólo tener una talla 38 sino estar sana (teniéndo la talla que tengas)

        Un beso,
        Raquel

        Responder
  31. susi 24 junio, 2014

    Al gimnasio a sudar, zampabollos¡¡¡¡ Me cansa ya el rollo de las gordas que van de mujeres con curvas. Los michelines NO son curvas. Beyoncé,, Scarlet Johanson o Sofía Vergara son mujeres con curvas, son esbeltas pero no palos y tienen un aspecto saludable. Tener la 42 midiendo 1.65 que es la media de estatura española es estar gorda, nada d curvas ni mujeres reales ni leches. Y no me vengaís con que la moda fomenta la anorexia. Lo cierto es q ves a pocas personas por la calle con un infrapeso severo y si muchas con sobrepeso (cada vez hay más obesidad y gordura). Lo que significa que el mensaje no ha calado del todo en la población. La gente quiere ser delgado pero no medir 1.80 y pesar 48 kilos.
    Además. quienes caen en la anorexia curiosamente no son las super gordas, sino las que les sobran unos pocos kilos o incluso tiene un peso ideal. Son tan detestables y débiles mentales como las gordas q no mueven el culo del sofá y se inflan a bollos y pizzas.
    Por favor, mirad una tabla con los pesos ideales por altura y constitución. (no, no son pesos para modelos anoréxicas, sino para gente normal).

    Responder
    • Doublecloth 24 junio, 2014

      Susi lamentamos que te hayamos hecho pensar que nuestro mensaje es que “lo adecuado es estar gorda”. Claro que sabemos que estamos gordas, seríamos ciegas si no lo viéramos, lo único que explicamos es que no nos importa estarlo. Y que hemos decidido apostar por querer estar sanas en vez de delgadas.

      Sinceramente no entendemos qué te puede ocurrir para tener que malgastar tu tiempo en dejarnos comentarios tan poco amables (lo decimos por lo de zampabollos) ojalá no se trate de que no estas muy contenta con tu cuerpo y te duela que a nosotras no nos ocurra lo mismo ;)

      Un beso,
      Raquel

      Responder
      • Nano 25 junio, 2014

        “Al gimnasio a sudar, zampabollos” lo resume todo. O sea, que la mujer que tiene sobrepeso tiene la obligación de castigarse y toda la culpa es suya por viciosa. Simplista y condenatorio, justo los convencionalismos sociales que obligan a las mujeres a estar delgadas, sin arrugas, sin canas… Justo los convencionalismos que hacen ver que una mujer debe mantenerse siempre en los 18 años o no sirve para nada. No importan las hormonas, ni la tendencia femenina a retener grasa con fines meramente biológicos, ni los estragos de tener hijos… La gorda lo es por viciosa y punto.
        Pues yo estoy con una de esas “zampabollos”, que vive a base de pollo a la plancha, verduras al vapor y pescado blanco, y para la que el verano es un suplicio. Los fines de semana nos abrimos una botella de vino o nos tomamos unas cañas y siempre repite que se acaba de cargar todo el esfuerzo de la semana. A mi me gusta cada gramo suyo, y me parece que está perfectamente colocado justo donde debe estar. Quiero vivir la vida con una persona que sepa disfrutarla en su punto justo, y no convivir con una mujer en eterna penitencia por algo sobre lo que tiene (ya lo hemos comprobado) un control limitado.
        No cambio yo a mi “zampabollos” por una Sargento O’Neill de esas ni de broma.

        Responder
        • Doublecloth 25 junio, 2014

          Nano te queremos mucho, mucho, muchísimo por este comentario… y dile a tu “zampabollos” que es una mujer afortunada por tenerte.

          De verdad, mil gracias

          Responder
    • Leticia 26 junio, 2014

      No juzgues a todas del mismo modo…al habla una gorda que va dos horas al gimnasio todos los días (y no de paseo precisamente), que hace deporte de toda la vida (si paro cojo peso con respirar) y que lleva una dieta sana y vegana. Sí existimos… igual que las delgadas que no mueven el culo del sofá y so n unas zampabollos…ENCANTADA DE SER UNA GORDA SEXY!!! ;-P

      Responder
  32. curvynorteña 26 junio, 2014

    Vamos, no demos de comer al troll (Susi), que probablemente esté en operación bikini sufriendo mientras yo expongo mis lorzas al sol en bikini y ojito! que mi novio y algún otro encantados.
    Pd: voy al gimnasio 4 días a la semana, como de todo, he adelgazado 13 kilos y ahora peso 82 de pura salud, felicidad y kalimotxos de fin de semana. Al que no le guste..AJOYAGUA.

    Responder
  33. carlins 23 julio, 2014

    Muchas no sufrimos por estar gordas, lo que duele son los comentarios de personas superficiales que juzgan a las personas por su cuerpo! Las personas somos mucho mas que un físico! De que sirve tener el cuerpo perfecto si luego eres mala persona,superficial o aburrido/a?? Y a la del comentario de Zampabollos solo puedo sentir pena por ella.. Como tiene que ser su vida para perder el tiempo atacando a personas que lo han pasado mal y lo están pasando.. (No me incluyo porque gracias a dios me siento bien conmigo misma) No generalices porque como ya has leido , hay personas que no se pasan en día en el sofá comiendo pizzas! Espero que superes ese trauma que te impulsa a escribir gilipolleces susi!! Y a las demás deciros que todas las mujeres somos preciosas por eso , por ser mujer! Y que el interior es la belleza que mas importa! Besos chicas!!

    Responder
    • Doublecloth 28 julio, 2014

      Tenemos que aprender a entender que los comentarios de los demás solo nos afectan si les dejamos hacerlo ;)

      Un beso Carlins

      Responder
  34. Ari 26 julio, 2014

    Chicas, admiro verlas en bikini… yo soy de esas talla 40 que se sienten gordas y que jamás JAMAS se ha pueso uno :( y hace 10 años era unas tallas menos y aún así era gorda… todo viene de mi infancia por ser regordeta, los niños son crueles y algunos comentarios en casa no ayudaron mucho.
    Créanme, NO es intención mía ni de muchas que así como yo se sienten gordas el ofenderlas al mencionarlo. Es porque de verdad así nos sentimos, si llegué a este blog (que me ha encantado) es porque tengo días viendo modelos plus, inspirándome para sentirme bien con mi cuerpo, mido 1.66 metros y peso 75 kilos, mido 105-85-112 e intento sentirme bien con ello.
    Muchas veces me ha pasado que alguien nos dice su talla, más grande que la mía, y pienso que no puede ser posible si yo me veo más gorda que ella!! o sea, sé que todo está en mi mente.
    A la “zampabollos” y a las de su tipo le debo yo muchos traumas jajaja, gente que juzga sin saber y sólo por decir. Yo voy al gym de lunes a viernes, hago una hora de spinning, pero me gusta cocinar y comer! no paso la vida en ensaladas aunque cuido las grasas y harinas refinadas, es por eso chicas que voy a seguirlas de cerca, para tomar la fuerza para aceptar lo que soy, lo que me gusta hacer y vivir feliz con ello.
    Un abrazo y mis respetos para todas (menos para la zampaboolas, esa que se joda), prometo hacer un gran esfuerzo y dejar de decirme ‘gorda’

    Responder
    • Doublecloth 28 julio, 2014

      Ari siento leer eso, siento leer que no te encuentras bien con tu cuerpo. Esperamos que todo lo que contamos aquí te ayude, porque son problemas comunes a todas las mujeres. Nos obligan a ser “perfectas” en una escala de perfección prácticamente inalcanzable :(

      Un beso enorme :D

      Responder
  35. Jenny 13 septiembre, 2014

    Creo que las chicas de “mente gorda” como yo me siento, seremos siempre gordis…. Mido 170 y peso ahora 57…. Después de un año de comida sana y mucho ejercicio. Ahora todo el mundo me dice que estoy muy delgada, y no les creo, porque me sigo viendo gordi, aunque me digan que no. Siempre he sido una chica regordeta, que nunca gorda, pero aún y así me veo kilos donde quizá no los hay… Y esos kilos están en mi mente, en el reflejo del espejo en el que me miro, y no en mi cuerpo. Pero NADIE va ha conseguir que me vea delegada, por mucho que me digan: uhhhhh que flacucha estas!!! Es un problema psicológico que costará muuuuucho resolver, y con mi 170 quiero llegar a 50 kilos…… Porque me miro al espejo y veo a una gorda reflejada en el.

    Responder
  36. Anonimo 2 noviembre, 2014

    Son tan tristes todos estos comentarios, la falta de amor hacia nosotr@s mism@s, como nos destruimos por el fuerte papel que juegan los esterotipos en nuestra sociedad, crecemos con ideales perfeccionistas en belleza, en una mujer delgada deseada, en una clavícula marcada, en los brazos delgados, en un abdomen plano, los traumas que nos generamos nosotros mismos.
    Yo tengo 14 años, soy una “mocosa” que mide 1.58 y pesa 43 KL, tengo una obsesión con aplanar mi abdomen, de ver mis muñecas delgadas y reducidas, de poder ver mis huesos, y a pesar de que mis muñecas son más delgadas que las de muchas niñas que mi peso es más bajo que el de muchas niñas, no puedo ser feliz con eso, me mato haciendo ejercicio 2:30 horas de entrenamiento duro, me presiono tanto para llegar a esa meta de deseo sentirme delgada, en ocaciones no como nada y no duermo bien un máximo de 4 horas, y cuando me esfuerzo demasiado en mis entrenamientos, se me nubla la vista, la cabeza me va a explotar, y tengo vomitos sin parar, son claras las señales que mi cuerpo me manda, son mas que claras, como me destruyo a mi misma, no solo físicamente si no mental y psicológicamente, esto no es lo peor, lo peor es que estoy dañando mi integridad puesto que yo se que lo gorda y fea que me veo en un espejo, es solo el cascarón de lo que hay adentro, me repiten constantemente que soy delgada, y parece una tortura cada vez que lo dicen, yo se que todo lo que pienso y veo en mi es erróneo, no estamos en este planeta para no ser felices, estamos aquí para gozar, cuidar, amar, sonreír, disfrutar, enfrentar, y superarnos, no para privarnos de los deliciosos sabores estimulantes de la comida, no para sentir como nuestro cuerpo pide a gritos un bocado de ese plato delicioso que esta ahí, no estamos aquí para estar clavados en el egoísmo propio, eres gorda, flaca, enana, alta, normal, y tu solo quieres verte bien para sentirte bien, pues me gustaría pensar que su preocupación mas grande fuera como nuestro planeta está muriendo, como especies de animales desaparecen, como gente sin casa muere a diario, como hay guerra en otros países. Yo no intento disminuir sus problemas, cada quien tenemos nuestro problemas, pero ¿hasta cuando vamos a pensar? ¿Cuanto tiempo quieren seguir siendo mediocres?¿cuando quieren abrir los ojos y cambiar?.
    Se que es duro no aceptarte, yo lloro de desesperación, se que es “una enfermedad” pero no hay nadie mas que tu, quien pueda solucionar esos problemas, solo tu decides cuando quieres cambiar, solo tu tomas las decisiones de tu vida, y solo tu decides lo que quieres ver en ti.
    Tengo 14 años y estoy cansada de ver como nos hacemos basura con la vanidad, la avaricia, la maldad, espero alguien pueda leer este comentario, alguien que quiera cambiar, una persona sigue haciendo la diferencia.

    Responder
  37. La la Land 15 noviembre, 2014

    Mi turno supongo, para empezar, a la anónima del 2 de noviembre. Chica, tienes solo catorce años por dios, dentro de uno o dos años, o quizás ya esté ocurriendo, en tu cuerpo cambios que son necesarios e inevitables. Ojalá pudieras leer esto, porque lo cierto es que he estado en tu lugar. Y yo tampoco me quería ver al espejo, ni comer. Aún día sigo luchando contra eso. Lo cierto es que, me ha tomado cerca de once años, y aún sigo luchando a diario para meterme algo de comida a la boca. Porque básicamente, me siento gorda. No lo estoy. Sé que no lo estoy. Mi peso es muy voluble, un día pueden ser 43, 45 o 46 y al día siguiente, 49, 50 o 51. Mido lo mismo que tú y eso no es estar gordo. Sí, es y será difícil, pero no imposible.

    Ahora, respecto a lo del tema…. diré que lo he hecho. Sip. Soy de las que lo dicen y a veces ni me doy cuenta de que eso puede lastimar a alguien. Lo cierto es… que como dijeron por allá arriba, no se trata de que nosotras nada más nos callemos. Entonces estaríamos atentando contra la libertad de expresión de cada quien, se trata de dejar de usar la palabra gorda como insulto. Ahora, una cosita, en lo personal, cuando miro a alguien con cara según una de ustedes “cara de circunstancias” nunca he pensado en ustedes como “Ohh mirala, está aún más gorda que tú.” Nope. En ese momento, yo estoy como diciendo eso y simplemente me pierdo. No pienso en la gordura de nadie más que la mía. ¡Como si me interesara la gordura de alguien más que no sea la mía! eso es lo que pienso. Ahora, gorda o no. De huesos grandes, o curvy o esquelética, todas somos hermosas. Solo tenemos que arreglarnos y tener la actitud para desfilar ante la vida.

    Decir “estoy gorda” tal vez no es justo para ustedes por la presión social que sienten. Pero esa presión social, ha sido y será siempre de un modo u otro. La diferencia es que está en cada una de nosotras permitir que esa presión social nos maneje a nosotras. Y al menos agradezcan que no viven en Corea, Japón o China, lugares donde ser gordo, viejo o enfermo esta considerado como motivo suficiente para excluirlos de la sociedad. Incluso estar embarazada. Así que… Siempre hay que ver el lado bueno.

    Responder
  38. Corina 17 febrero, 2015

    —Susi, tu problema es infinitamente mayor que el nuestro. Aquí se empezó hablando de la falta de tacto, de la inconsciencia de decir “qué gorda estoy” delante de gente evidentemente mucho más gorda. Nombrar la soga en casa del ahorcado es feo, eso es un concepto básico de educación. A veces se hace sin maldad, o sea, es ignorancia. Pero lo tuyo…eso ya es peor, no eres capaz de dar tu opinión sin agredir. ¿Nos llamas zampabollos? ¿nos dices que somos detestables? ¿tú qué te has creído? El comportamiento detestable es el tuyo con diferencia, eres AGRESIVA y MALEDUCADA y, sinceramente, preferiré siempre ser gorda que ser como tú. Cuando veo a alguien con delgadez extrema sólo siento compasión porque sufre un trastorno de la alimentación (Anorexia, bulimia, comer compulsivo, todos son enfermedades por igual), pero JAMÁS me oirás insultarla ni decir nada tan hiriente como “ponte a comer, esbirriada”. Jamás, Jamás seré como tú.

    —La La Land, tu comentario me parece muy sensato (igual que otros por aquí), y anima a quitarse de encima esa presión social que sufrimos. No es fácil, pero ya que de la sociedad no podemos esperar un cambio radical, mejor que nos apañemos nosotros mismos, los que estamos gordos, que no permitamos nunca que nos insulten ni menosprecien, que exijamos que nos dejen vivir en paz y se metan en sus asuntos, por supuesto, pero sobre todo, que no permitamos que su superficialidad, su ignorancia o, a veces, simplemente su parte de víctimas también de la sociedad, nos afecten y frustren nuestra felicidad o nuestros planes de mejora. Aceptemos nuestra parte de responsabilidad, concienciemos si podemos a los que nos rodean para disminuir esa presión, como comentaba alguien antes, y no malgastemos nuestra vida sufriendo inútilmente. Vivamos, que lo merecemos tanto como cualquiera. Ánimo.

    Responder
  39. Mary-Linn 20 febrero, 2015

    Tienes toda la razón, yo mido 1,65 ,uso una 38-40 y estoy bien proporcionada…No me veo gorda, pero me lo han llamado a lo largo de mi vida unas 1000 veces…Frustrante.Hace un par de años me cansé de “verme gorda”,mejor dicho “de que me vieran gorda” y adelgace mucho,entraba en una 34…Mi sorpresa llegó un día que salí de fiesta con mi talla 34 y un tío en una disco me llamó gorda xD… Me dije a mi misma: A partir de ahora vas a ser como eras,cuidarás tu alimentación y ejercicio semanalmente,nada de morir de hambre por conservar esta talla 34,por que para la sociedad serás una gorda siempre.Sociedad que os den x culo…yo voy a ser una chica feliz.

    Responder
  40. Lilyán de la Vega 6 junio, 2015

    Queridas Raquel y Double Cloth (estoy asumiendo que ambas administran el blog).
    ¡Muchas felicidades por este increíble espacio y sobretodo por la forma tan asertiva, amorosa y sensata en que llevan los comentarios y debates! Toda mi admiración.
    Llegué aquí porque estoy preparando una conferencia llamada “Como te ves me vi: el sobrepeso y la sororidad, una visión amorosa sobre mi y todas las demás”, que justamente tiene el objetivo de promover el cuestionamiento acerca de las motivaciones que tenemos para atender el sobrepeso; cuándo obedecen a nuestros verdaderos anhelos y al amor hacia nosotras mismas y cuándo no son más que resultado de nuestra necesidad de aceptación y de cumplir expectativas ajenas, aunque nos hagamos daño.
    Su blog me encantó. Me dará un gusto enorme recomendarlo entre los recursos que les brinde a las asistentes a mi conferencia. ¡Enhorabuena por esta labor!

    Responder
  41. Paula Romero 21 mayo, 2017

    Buenas tardes,

    Esto mismo me pasó hace algun tiempo con una buena amiga mía. Estabamos de viaje de fin de curso con los compañeros de clase y por las noches salíamos de fiesta. Cada noche yo, loca perdida, me ponía a probarme toda la ropa que me había llevado sin decidirme por nada, debido a mi gran inseguridad, llamandome de gorda para arriba (gastaba una 36-38).
    Mi amiga, en aquella época estaba empezando a adelgazar para sentirse mejor y, aunque se sentía como una mierda por mis comentarios, me consolaba y apoyaba.
    Fué dos años después, cuando se ha sincerado conmigo y me ha explicado lo mal que le sentaban mis comentarios y lo que le llegaron a afectar mis palabras en aquel viaje.
    Por esa vez, y todas las veces que seguramente la cagué después, le pedí disculpas y me conciencié de que nunca más volvería a repetir mi error.

    Un gran post para reflexionar!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *