Se puede ser gordo y triunfar en la vida

Desde que escribo en este blog hay cosas que me enfadan más de lo que lo hacían antes y cosas de las que me doy cuenta que antes pasaban desapercibidas para mí. Es extraño, una especie de radar de “cosas de gordos o curvys” que se ha instalado en mi mente. Yo creo, sinceramente, que antes directamente las omitía para no sufrir por ello y, como ahora tengo donde desahogarme, pues me percato de ellas para poder quedarme tranquila despotricando.

El caso es que me he dado cuenta que nos venden una realidad que no es real, para variar. Si lees las noticias, ojeas las revistas o, incluso, abres las páginas de un diario económico parece que solo los delgados son capaces de triunfar. Vale, estoy adivinando vuestras caras de asombro, ahora hacerlo, por favor, abrir el diario económico de turno e ir a la sección de “nuevos jefes del sector” -desconozco como se llama porque hace siglos que no abro un periódico de este tipo, pero cuando lo hacía me quedaba embelesada mirando la foto del “nuevo director de rrhh de piticlín” o la nueva “directora general de pataclán”, lo confieso-. La cuestión es que cuando abres el periódico o lees en la revista femenina el artículo de “emprendedoras” o “mujeres que dominan el mundo” casi nunca están gordos, bueno, miento, se les permite estarlo si son hombres y tienen más de 40 (también se les permite estar calvos y no haber conocido a una esteticista en su vida, pero eso es machismo y no gordofóbia).

gordos-y-poder

Pero ¿sabéis qué? no es verdad, no lo es, lo que pasa que lo socialmente aceptado es estar delgado y el periodista cuando tiene que elegir prefiere a la “directora general de puchuclún” que además de serlo parece una modelo o, lo que es peor, la susodicha además de sentirse obligada a triunfar laboralmente sabe que también tendrá que matarse en el gym o no comer -si no tiene un metabolismo amable a la delgadez-.

Lo sé, algunos fliparéis con mis conclusiones, puede que no esté en lo cierto pero creo que si he llegado a sentirme así es porque algo de realidad tiene que haber en todo esto. Exijo que salgan en los medios de comunicación las personas exitosas que son gorditas o feas, las que parece que “no deberían haber llegado” pero lo hicieron a base de esfuerzo y dedicación -como los otros, ojo-.

En definitiva, que cuando yo era una estudiante con ínfulas de convertirme en la “directora general para Europa de puchichi” -no es que ahora no tenga interés en aceptar el puesto si se da la ocasión, pero mi orden de prioridades ha variado considerablemente, para que negarlo- siempre sentía que si seguía estando gorda muy posiblemente o no llegaría o no pondrían mi foto. Ahora, que han pasado los años, y he aprendido algunas cosas sé que si me lo hubiera planteado habría llegado pero poca gente habría hablado de mí*.

Por cierto, iba a poner esta foto pero luego recordé que me cae un poco mal y que no se mostraba cuando estaba gordo. Además tiene una lucha extraña contra todo aquel que se acepta tal y como es -¿recordáis que no quería hacer la colaboración con H&M hasta la talla 48?- así que se fastidia y no protagoniza el post ;)

* Muy probablemente y ojalá me equivoque totalmente en mi forma de ver esto, ojalá.

** Para muestra un botón se puede estar gordo y triunfar, porque la curvys también salen en vogue recordad (es decir, parece que la cosas pueden cambiar)

6 Comments

  1. Shandra mimodaxl 4 diciembre, 2013

    Tienes mucha razón, tener X físico no está reñido con triunfar. Otra cosa es que solo nos muestren lo “bonito” (y digo bonito entre comillas, porque bonito es para la sociedad en general). A mí me da lo mismo ver a un gordo, un delgado, un calvo o un manco en una revista de triunfadores. ¿Pero qué más dará? Yo no pienso “Ui, esta con lo gorda que está , como es posible que la hayan nombrado directora de Pichiglá”. Pues no, pienso “Ui, que suerte, seguro que es una trabajadora”. Pero esto sea quien y como sea.
    Pero en fin…la sociedad es tristemente así. Y lo seguirá siendo.Porque digo yo que … vale. Están saliendo cada vez más chicas Curvy en medios de comunicación como revistas y tal. Pero ¿Hasta qué talla?… Seguimos en las mismas. Sacamos chicas “Curvy” pero no gordas. Porque yo así lo veo. Que no pasen de una 48. ¡¡¡ Por favor !!! Nos queda mucho por aprender todavía.
    Ainsss…
    Me ha encantado el post por cierto y el tonto del “iba a poner la foto” jiji, que se jo.. que es un tío asqueroso. No se como alguien puede tener tan poca cabeza y corazón.

    Un besito!

    Responder
    • Doublecloth 4 diciembre, 2013

      ¡Me encanta descubrir que no soy una loca que tiene ideas raras! Sino que muchos pensamos igual :)

      ¡Gracias por el comentario!

      Un beso, Raquel

      Responder
  2. Nina Petit 4 diciembre, 2013

    Me ha encantado este post… Y que sea Hitchcock el que lo protagonice, aunque muy satisfecho de sí mismo no estaba (Freud hubiera tenido para rato con él, la verdad) pero sí triunfó jajaja

    Cambiar la conciencia social no es fácil ni rápido. Pero creo que vamos por el buen camino.

    Responder
    • Doublecloth 5 diciembre, 2013

      Pobre Hitchcock que necesitamos que los genios estén un poco locos para crear ¿no crees?

      Gracias Cris!!!

      Responder
  3. Lucia 4 diciembre, 2013

    Raquel estás sembrada, te ha salido un post redondo. Y tanto que se puede triunfar siendo curvy. No quiero resultar pretenciosa, pero yo soy ingeniero industrial, tengo un buen puesto de trabajo, unos amigos estupendos, un marido guapísimo y una hija de 8 meses que es lo más bonito del mundo, así me considero una persona afortunada y triunfadora. Y por supuesto soy gorda pero y que??? Un beso

    Responder
    • Doublecloth 5 diciembre, 2013

      Gracias Lucía :)

      A veces hay que recordad que esto no es un impedimento para nada, porque nos obligan a pensar lo contrario, demasiadas veces ;)

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *