Por qué deberías dejar de lamentarte por estar gorda

Por qué deberías dejar de lamentarte por estar gorda

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hola queridos hoy os vamos a hablar sobre por qué deberías dejar de lamentarte por estar gorda porque estamos algo preocupadas con este tema. Si esta vez no hemos escrito deberíamos es porque no sentimos que nosotras lo hagamos, que si creéis que es así dejarnos un comentario y lo charlamos.

Pero sentimos que muchas de las lectoras de blogs curvys (y mujeres en general) se escudan en las lamentaciones por su condición en lugar de empezar a trabajar para cambiarlo o aceptarlo o afrontarlo o lo que demonios queráis hacer con ello.

Chicos, sentimos ser tan sinceras pero lo fácil es lamentarse: “no encuentro ropa porque estoy gorda””nadie me quiere porque estoy gorda””no encuentro trabajo porque estoy gorda””no me quiero porque estoy gorda” … Cambiar el gorda por alta, flaca, ser rubia… ¿no veís que no tiene sentido alguno? Culpar a vuestra condición corporal de aquello que no os sale bien es salir huyendo de la realidad.

Además reflexionemos un poco: ¿si estar gorda es la causa de tantos males? ¿Por qué no lo afrontas? Pero no poner pequeños parches y hacer una dieta de esas que pierdes 10 y ganas 20, no, afrontarlo de verdad: preguntarte porque comes mal, si es que lo haces, o por qué no te mueves más, si eres sedentario. Afrontarlo de raíz, de verdad, para toda la vida. Pero afrontarlo también es aceptar que es, sin más, sin luchar, sin esperar que las cosas cambien, solo aceptando tu realidad.

Nos preocupa que os lamentéis, que os gusta que nos lamentemos y que esperéis que ese sea nuestro mensaje: “venga chicas, ánimo, que nosotras podemos soportar durante el día de hoy que estamos gordar”… ¿pero si no hay nada que soportar? Es tan ridículo como si alguien nos dijera que durante el día de hoy tenemos que soportar el ser blancas y españolas, madre mía, que mal, no sé si podré vivir con esa carga (jajaja).

Hacemos bromas, pero lo que queremos es que dejéis de usar vuestra realidad corporal para daros pena a vosotras mismas y empecéis a quereros y haceros responsables de vuestra realidad. Estamos gordas, vamos a seguir estándolo y la vida va a continuar, si no hacen ropa de nuestra talla en una tienda no entréis, si alguien no os quiere porque estáis gorda darle las gracias por mostraros que es un ser despreciable y alejaros de él (entre otras cosas porque posiblemente no sea nada feliz) y si las cosas no salen bien no es porque estéis gordas o seáis bajitas o altas, es porque la vida a veces pues se cruza, porque tenemos cosas que aprender o porque toca, ya está, deja de lamentarte, levántate y a luchar.

¡Feliz día a todos!
Raquel

7 situaciones que solo entenderás si estas gorda

Hoy vamos a tomarnos las cosas con humor con 7 situaciones que solo entenderás si estas gorda porque a todas nos han pasado estas 7 cosas y nos hemos sentido más o menos así…

1. Cuando nos cabe el pantalón que hacía meses que no nos poníamos

7-situaciones-que-solo-entenderas-si-estas-gorda-soy-curvy-4

2. Cuando encuentras una prenda que es tendencia en tu talla

7-situaciones-que-solo-entenderas-si-estas-gorda-soy-curvy-8

3. Cuando tu amiga delgada dice que esta gorda (¿recordáis?)
7-situaciones-que-solo-entenderas-si-estas-gorda-soy-curvy-6
4. Cuando llega el verano y sigues sin encontrar un remedio eficaz para las rozaduras

7-situaciones-que-solo-entenderas-si-estas-gorda-soy-curvy-9

5. Cuando alguien te llama gorda por la calle

7-situaciones-que-solo-entenderas-si-estas-gorda-soy-curvy

6. Cuando no cabes en el asiento que te han asignado

7-situaciones-que-solo-entenderas-si-estas-gorda-soy-curvy-3

7. Cuando te miras al espejo y te importa un pepino lo que piensen los demás porque tu te ves ¡perfecta!

7-situaciones-que-solo-entenderas-si-estas-gorda-soy-curvy-5

Pues eso chicas un poco de humor nunca está de más. Que lo que os pasa a vosotras nos pasa a todas y que si aprendemos a tomarnos las cosas a risa todo nos irá mejor.

¡Feliz día a todas mis gordis!

*Los gif los he sacado de aquí

Situaciones Incómodas

Fotografia de Rodney Smith.

 Hace varios meses iba súper tranquila a trabajar en mi bici la mar de feliz y de repente un hombre trajeado en moto me grita GOOOORDA!!!!!,  os explico estábamos en un cruce y si yo no iba rápido el tenía que esperar para girar la calle. Pensé será gilipollas le enseñe un dedo y obviamente no me dio la gana de ir rápido. Una vez llegué al trabajo mi cabreo iba en aumento pues pensaba que el tema de los insultos se había quedado en el instituto y que yo no iba gritando por la calle CALVO, ALTO, DELGADO, etc…

Luego reflexionando se lo comenté a unos amigos y me contaron que no hacía mucho unos trabajadores que estaban limpiando las calles les habían gritado, ” Vaya par de maricones” y la verdad es que te quedas tieso, no acabas de asimilar lo que te acaban de decir. Luego entras en la fase rabiosa y luego pasas por que total al que te lo ha dicho no le conoces de nada y te importa un pito lo que ande diciendo por ahí.

Situaciones de este tipo me han pasado muchas supongo que cómo a vosotros y quería contarlo por que aunque la mayoría de días esto sería una anécdota a veces si te pilla de bajón puede ser una lanza para tu autoestima, con esto os quiero decir que nos pasa a todo seamos cómo seamos y que a veces contarlo ayuda a quitarle hierro al asunto.

1 2 3